Rose

Yuuke científico y mago de Daath.

Description:

Rose, ingenioso y emprendedor científico que ha tenido que vivir rodeado de incultos delincuentes; estudiar en un sótano junto a blanqueadores de dinero en lugar de una escuela con compañeros; y tuvo que mudarse forzadamente para poder desarrollar sus capacidades.

Desde que tiene uso de razón, ideas y conocimientos sobrehumanos han cruzado su mente traduciéndose en increíbles inventos. De nada le sirvieron en Daath, así que, cuando llegó a instalarse en Arkángel, centro de la civilización, quiso destacar y demostrar al mundo su valía concentrándose totalmente en su proyecto C.E.R.E.B.R.O.

Con una voluntad de hierro, una iniciativa espectacular, y una ambición propia de un ciéntifico de calidad; Rose ha vivido años y años de deprimentes fracasos en su vida profesional y sentimental. Sin embargo, nada le ha frenado jamás. Vive por y para la ciencia.

``Ni usted, ni el Consejo, ni Abel en persona podrían evitar que yo, ROSE… ¡CAMBIE EL MUNDO PARA SIEMPRE! Y ahora, caballeros, me retiro… necesito unas vacaciones…´´ – Frase de Rose frente al consejo, en un caos de críticas, gritos de indignación, y lanzamientos de bolas de papel y otras cosas.

Bio:

Este mago especializado en los medios de comunicación telepáticos diseñó, hace ya 8 años, un sistema rudimentario de comunicación internacional.

Buscó durante años alguien que subvencionara sus investigaciones, pidiendo préstamos en los bancos de Arkángel, donde finalmente se instaló. No encontró a nadie interesado en su novedosa idea, pues la veían descabelladamente cara, costosa e inútil en tiempos de paz, teniendo ya un eficaz sistema de correos.

El impedimento mayor que encontraba el proyecto C.E.R.E.B.R.O, como decidió llamarlo un año después de haberlo diseñado, era la falta de una organización o gremio capaz de poner a su disposición capital, tecnología, material, terreno y personal suficientes como para poner en marcha la empresa; además de necesitar imperiosamente un invento como el que Rose ofrecía.

Tras 4 años de continuos fracasos, Rose decidió hará poco más de 3 años, adoptar un papel fundamentalmente pasivo con respecto a la difusión y venta de su producto. Esto no quiere decir que se rindiera, si no que su proyecto permaneció inactivo un tiempo.

Estudia desde entonces economía, y gracias a ello se percató de que lo único que necesitaba para triunfar era el comienzo de una nueva guerra o un hecho histórico de igual importancia. Solo le quedaba esperar.

Sin embargo, el año pasado recibió noticias de la primera demanda de C.E.R.E.B.R.O por parte de una organización anónima. Rose no recibió más información que una carta y la que le dieron los dos agentes con los que se citó para negociar. Se sabe que finalmente se negó a la oferta, pues no confiaba en la legitimidad de los compradores.

Después de aquello, pasaron 4 meses hasta que se volvió a ver a Rose, quien a su vuelta se mudó apresuradamente a Daath sin dar explicaciones. Hay quien cree que se convirtió en moroso y huye de los acreedores de los bancos a los que no pudo pagar.


Ahora Rose está viviendo en Daath con el dinero que saca de su nueva tienda de Tecnomagia: Bobina’s’.

Y un día como otro cualquiera en su nueva tienda, un señor ataviado con unas extraña armadura blanca y capa se acercó junto a un amigo al escaparate para contemplar los productos de Rose. Rose no pudo evitar fijarse en el símbolo estampado en la capa de su cliente: Una corona alada. ``¿Génesis? Imposible, se supone que ya no existe.´´- pensó. A esto que los dos hombres entraron conversando en la tienda haciendo comentarios como: ``¡Con toda la tecnología que tenemos y nunca se nos ha ocurrido inventar un horno portátil! Jajaja´´. Rose no pudo evitar preguntarle por Génesis mientras le cobraba su compra al supuesto miembro del Octavo Gremio, y en efecto, se enteró de su resurgimiento. No fue una conversación muy larga dado a que Rose se quedó casi sin palabras. Dejó que los dos hombres se fueran y, al momento, cerró la tienda por esa jornada y fue corriendo a la planta de arriba, su casa. Se puso su viejo traje de chaqueta, su típico maletín de negocios, y cojió todos sus ahorros. Partió en seguida en busca de la sede de Génesis.

Dado a que conocía bien su pueblecito, no le costó encontrar de nuevo al caballero que había estado en su tienda horas antes, y le pidió que le llevara hasta su sede, para poder hablar con sus líderes sobre un proyecto revolucionario que podría cambiar el mundo, además de beneficiar al gremio. A su interlocutor, que resultó ser un soldado normal y corriente, le daba igual 8 que 80, y le dijo que si le invitaba a una copa y a un almuerzo, le llevaría a donde quisiese. En un principio, el soldado, que se llamaba Peter Legendre, no tenía ninguna intención de guiarle hasta su líder. Sin embargo, durante la comida, el Yuuke se dedicó a explicarle con énfasis todo lo referente a C.E.R.E.B.R.O. y los cambios que su puesta en marcha supondría; tras oírlo, Peter no pudo evitar imaginar como sería salir en los libros de historia como el hombre sin el cual el mundo sería completamente diferente. Esa causa, la búsqueda de la gloria, le hizo levantarse decidido de la mesa con brusquedad (después de llevar callado durante todo el almuerzo) interrumpiendo del susto a Rose en su monólogo a la par que decía: ``Ya es suficiente, Sr.Rose, ahora que ya hemos repuesto energías… ¡VAYAMOS A CAMBIAR EL MUNDO!´´

Tras unos días llegaron al cuartel general de Génesis. Peter acompañó en todo momento a Rose, pues no quería despegarse de lo que el llamaba ‘su misión’, de esta manera acabaron haciéndose socios y amigos en poco tiempo. Rose se comunicó con todo aquel que le indicaron, expuso sus teorías y pruebas, pero durante su conferencia, uno de los representantes de Génesis le dijo: ``Le aseguro, Sr.Rose, que todo su proyecto es sin duda denotación de un arduo esfuerzo y su desarrollo será en su día un evento conocido en cada rincón de Edén. Sin embargo, he de comunicarle en nombre de este nuestro gremio, y muy a su pesar, que en este preciso momento no disponemos de los medios ni del capital suficiente como para poder aceptar su maravillosa oferta. Y …´´ PLAFF!!

Musiquita Épica

Las puertas de la sala se abren de par en par haciendo eco y sobresaltando a los presentes, las alabardas de los guardias se retiran dejando paso al tintineo de una lustrosa armadura, resuenan los pesados pasos de un hombre magno, de un titán, de un coloso… El líder de Génesis entra nervioso en la sala, Cross Rossengard causa admiración a pesar de estar casi temblando de los nervios. Porta en sus manos una carta, y en sus ojos un miedo que ningún hombre puede superar…

- Sr.Rose, he oído de su proyecto, y me interesa mucho más de lo que pueda imaginar, necesito que me explique rápidamente en que consiste su invento, cómo lo ponemos en marcha y cuánto se tardaría.- Las palabras de Cross causan bufidos y quejas en la sala – Lo siento, es una emergencia… – Algunos de los presentes se largaron refunfuñando, pues no querían oir el sermón de Rose por segunda vez.
-¿Puedo preguntar, señor, qué se debe su repentino interés, si no es una indiscreción? – preguntó Rose.
- Se trata de Gambit, un importante miembro de Génesis y… un gran amigo mío. En esta carta pide ayuda inmediata del gremio… Gambit no haría eso si no estuviera en un aprieto… Necesito comunicarme con él en seguida, movilizar rápidamente las tropas, y contactar con nuestros enviados en Asgard, de donde viene la carta, puesto que Gambit no ha precisado donde se encuentra y tenemos que buscarle… Sr.Rose, ahora que sabe mis antecedentes, déjeme conocer los suyos…
- Está bien, de acuerdo, espero que no le aburra mi discurso… – y así Rose resumió, no muy brevemente, todo lo referente a C.E.R.E.B.R.O.

Musiquita Épica

Cross, aún con la carta en la mano, mirándola, blanco de todas las miradas de los presentes, víctima de un incómodo silencio, paralizado por la presión de la decisión que tenía que tomar: Arriesgarse a perder un amigo o arriesgarse a perder todo el trabajo realizado en la ardua reconstrucción de Génesis…

- Señor… – susurra uno de los presentes.
- ¡He tomado una decisión! – Grita repentinamente Cross, aunque realmente, aun no ha conseguido disipar sus dudas – Génesis…- todo está nublado en su juicio – yo… – y un león negro ruge en su corazón – Khai… – valores, sentimientos, responsabilidades – Aarón… – imágenes sueltas atormentan su mente – Gambit… – pero hay una voz en off que resuena en el fondo de su alma: ``Dilo,Cross…dilo…´´ – ¡NOSOTROS NUNCA DEJAREMOS ATRÁS A UN CAMARADA!
- P-pero.. se-señor… el di-dinero… – musitan nerviosos los políticos, diplomáticos y economistas.
- ¡Asignen un equipo al Sr.Rose, consigan las materias, instalen un mecanismo provisional en la planta superior, traigan a todos los tecnomagos y telépatas junten al mejor de cada campo y mándenlos al norte, donde imitarán el proceso al mismo tiempo! – Las órdenes del líder de Génesis son acatadas a medida que las enuncia, Rose sonríe a pesar de no tener cara, y Cross lo mira fijamente agradeciéndole con la mirada haber salvado a su amigo.

Gambit estaba salvado. En cuestión de días todo estuvo listo y Rose utilizó por primera vez C.E.R.E.B.R.O., llorando de los nervios, la presión y la emoción. Cientos de magos en Edén recibieron instrucciones y movilizaron tropas hasta los puertos del norte para desembarcar en Asgard, donde otros tantos magos de Génesis acataron sorprendidos órdenes a distancia pidiendo incluso ayuda Asgardiana. Gambit salió gracias a todo esto del aprieto en el que se encontraba, que era mucho más grave de lo que pudo haber descrito en una carta. Finalmente todo salió bien, y C.E.R.E.B.R.O. resultó ser un éxito al que se encontraron mil y una utilidades para Génesis, que obviamente firmó un contrato vitalicio con Rose, financiando y desarrollando C.E.R.E.B.R.O. poco a poco.

Hoy por hoy Rose vive entre ropas blancas y coronas aladas, cumpliendo paulatinamente su sueño y aportando uno de los servicios mejor pagados del gremio.

``Hubo momentos en los que perdí la esperanza… pero me di cuenta de que si llorando miras al cielo, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas.´´ – Rose, respondiendo a Peter cómo le había ido en la reunión.

Rose

Final Fantasy: El Imperio prohibido de Daath Jeshux1994