Mr. Happy

Sicario personal y guardaespaldas del Líder de Vox Populi

Description:

Poco o nada se sabe de este enigmático personaje. Es muy poderoso, el hecho de estar en la misma habitación con él lo denota por la gran cantidad de maná que alberga… Siempre callado, siempre serio… Excepto cuando su amo, al que vive para servir, le da una orden. Es en ese momento cuando la gélida expresión de lo que se ve de su rostro se corta con una sonrisa siniestra de oreja a oreja y una breve inclinación de cabeza como gesto afirmativo. Parece disfrutar matando, y en más de la ocasión se le ha visto riendo a carcajadas con una desagradable mueca en la boca tras haber acabado con una víctima. Lo siniestro es que sus cuerdas bocales no articulan ningún sonido, lo cual hace que sea aún más aterrador. Dicen que el rojo de su ropa no es sino la sangre de los que ha matado…

Bio:

Se desconoce cualquier detalle sobre la vida de este enigmático personaje. Se cree que es un hume nephilim de gran potencial, con una edad aproximada de 35 años. Ha sido el guardaespaldas de “Ignotus” desde antes de la formación de Vox Populi…

Se cuenta que de las pocas veces que se ha visto a Mr.Happy en plenitud de facultades ha sido en la famosa Batalla del Valle Oeste, donde aniquiló casi a medio gremio enemigo, él solo con la ayuda de su Jefe…

Los cadáveres desmembrados a su alrededor, la sangre inundando todo su cuerpo, toda su cara y salpicando de su boca tras morder un corazón arrancado con sus propias manos por las macabras carcajadas incesantes. Jamás se le ha visto tan feliz… todos los que lo vieron, en especial los de la Élite de ese momento quedaron marcados para siempre por la escena. El actual líder del Cuerpo de Élite estuvo presente, puede que esa sea la razón de su miedo… El testimonio de alguno fue aterrador, un soldado llegó a decir: “fue macabro… mató a muchísimas personas ante nuestros ojos, pero no se contentó con eso… ojalá… se dedicó a desmembrarlos ya muertos… a más de uno le arrancó el corazón y empezó a devorarlo sin poder cesar esas carcajadas diabólicas… por un momento le recé al Dios de los Cristianos… le pedí que por favor, nunca se riera por mí… nunca…”

Mr. Happy

Final Fantasy: El Imperio prohibido de Daath Calle_91